Mi experiencia con el virus Coronavirus
07 de marzo 2020

Mi experiencia con el virus Coronavirus Informativo
BUENAS NOTICIAS PARA LA HUMANIDAD

Fernando Ballesteros Valencia
Especialista comunicación social / Periodista

Semanas antes de octubre del año 2.019 en Bogotá Colombia preparábamos viajar a España, Madrid, Barcelona, Italia, Roma. Proyectando otras capitales Europeas. Ya se convertía en una rutina cada seis meses la aparición de la gripe que a todos nos aqueja, siempre fue atinente el parte médico, acetaminofén, los virus viven en los cuerpos vivos, así el cambio climático, la polución, el aire que respiramos, cada vez más afectado por los gases de efecto invernadero, los gases de nuestro mejor enemigo, el vehículo, la cada vez menor presencia de árboles, arbolicidio urbanos dan vía al cemento, el consumo de agua de calidad, regular, cuando los ríos, las fuentes hídricas, los humedales, el aparato respiratorio y cuerpo pulmonar que limpia el aire está siendo sepultado, más del sesenta por ciento en la Sabana de Bogotá, un gran humedal, parte del Páramo más grande del mundo el de Suma paz, Localidad número veinte, por estos días salvado por los campesinos que actuaron como bomberos a apagar el incendio monumental, las entidades del distrito arribaron semanas después, mientras tanto por la urbe de ladrillo, cemento, asfalto, crese el desarrollo, arrolla todo a su paso aun la salud pública, enterramos, asesinamos la vida que nos da la naturaleza, las comidas, vegetales, verduras, el agua que consume el ganado, todo está permeado por el agua, la tierra, nada se escapa a ser un vehículo que se consolida, una viral.
En un año el Coronavirus será controlable con una vacuna.
Partimos hacia Europa, en España en Barcelona, en medio de las protestas de los Vascos o Euskad, su independencia, al igual que otros países de Europa que transitan por su autodeterminación, en América Chile, Colombia, México y Estados Unidos en las calles hablan las revueltas, protestas y más, dos semanas después una viral en Madrid dio su aparición, estamos en medio del otoño y el invierno, en la Sierra, a veinte minutos de Madrid, la nieve nos acompañó algunas mañanas, el acertado diagnóstico de mi amigo Ernesto, “esta pastilla te quitara el catarro” así fue. La información electoral del proceso democrático Español era el centro de los editoriales de España, en prensa, radio televisión, medios digitales, la Federación de Asociaciones de Prensa España FAPE, la Asociación de prensa de Madrid en pleno proceso de cambio de Juntas directivas nos recibieron.
Pandemia viral comunicacional
Una batalla que se presenta como un peligro a nivel mundial en lo sanitario, financiero, político, ética… A la verdad, la ingeniería genética. En los años noventa E.U. en acuerdo con el gobierno de Fidel Castro, en Cuba desarrollan conjunta mente estudios sobre el alto potencial antiviral de la comunidad Cubana, frente a las debilidades que se presentaban en ese país, actual mente esta en fase dos, un producto terapéutico contra el cáncer en un proceso mixto de empresa Norte Americana y el estado Cubano, aprobado por el estado norte Americano. Las deficiencias de las respuestas inmunológicas posibilitan la rápida multiplicación y la letalidad del coronavirus.
El racismo, exclusión, perjudicar al enemigo, el SIDA como pandemia en los ochenta, los españoles nos regalaron la Tuberculosis, América aporto la Sífilis.
Ocho semanas después en la capital de Colombia, Ya en febrero. La información sobre el Coranovirus escala la esfera de lo público, el Coronavirus del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2) es un coronavirus causante de la enfermedad por coronavirus (COVID-19). Inicialmente, el virus fue llamado 2019 nCoV (del inglés 2019-novel coronavirus). Fue descubierto y aislado por primera vez en Wuhan, China, tras provocar la epidemia de neumonía por coronavirus de 2019-2020.
Cuba tiene la cura. No es un virus mortal…
El Interferón desarrollado en Cuba es una proteína de bajo peso molecular producida por células de los animales vertebrados, que, al entrar en contacto con un virus, actúa impidiendo la entrada y la proliferación de cualquier otro virus. Los interferones son un grupo de proteínas señalizadoras producidas y secretadas por las células hospederas como respuesta a la presencia de diversos patógenos, tales como virus, bacterias, parásitos y células tumorales.
El virus que más mata es el de la Hepatitis B, asesina al año un millón de personas. América Latina en el contexto mundial ha desarrollado una ley de patentes en propiedad intelectual, en lo referente al conocimiento científico Cuba es hoy una potencia en la transmisión del conocimiento científico, mientras que en el resto del mundo se traducen en muchos casos en políticas sanitarias mercantilistas, la salud pública es humanitaria, igualitaria preventiva. La salud no es una mercancía, es un derecho. China utiliza actualmente tecnología Cubana contra el Coronavirus, tecnología Latinoamericana. Se calcula que en un año, las etapas del Interferón (Anticuerpo monoclonal desarrollado en Latinoamérica en cantidades industriales en Cuba) que, es, lo curativo contra el Coranovirus, las universidades Norte Americanas, la misma China poseen inmensas fortalezas académicas científicas, la comunidad científica en su conjunto, ya lo decía el doctor Manuel Elkin Patarrollo, el inmunólogo de la Malaria, en un año el Coronavirus será controlable con una vacuna.
El interferón alfa-2a es una proteína. Los interferones se liberan en el cuerpo como respuesta a las infecciones virales. El interferon alfa-2a se usa para tratar la hepatitis C crónica, la leucemia de células pilosas, el sarcoma de Kaposi relacionado con el SIDA y algunos tipos de leucemia mielógena crónica (CML).

¿El virus mortal de la información efectista, es un virus de cuidado¿
Debo decirlo, con gran desconfianza, en el sistema público de salud en Bogotá, la suma de antecedentes, afectaciones colaterales a grado de cobrar la vida de seres queridos, hasta un colega periodistas en el que el estado fallo en contra de la empresa prestadora de salud por su negligencia y asesinato, sumaron la determinación ante una escalada de síntomas, fiebre, dolor de cuerpo, dolor de cabeza, decaimiento total, tos persistente, me empujaron al abismo del sector médico privado, a una clínica de Especialistas. Ahí estando viendo el caos de cruce de papeles de un paciente diferente a mi requerimientos cubiertos, sacando fotocopias en el espacio público, para recibir los originales tomados, tres días de pruebas médicas, cuatro tubos de sangre, pruebas de los líquidos y sólidos dos generados por el cuerpo, cambio en cuatro ocasiones de las formulas medicas ya que los medicamentos formulados por el cirujano de la universidad Javeriano ”no se conseguía, ni aun como decían en todas partes de uso hospitalario” hace veinticuatro horas logramos ubicar el medicamento solicitado a un valor exorbitante e inalcanzable, para la sociedad, afortunada mente, no lo conseguimos en Colombia. Y el enfermo ahí, impotente, casi sin capacidad de reacción a tanta tortura. La mejor decisión vámonos al servicio de salud público que brinda la EPS, “fueron las doce horas más pacientes que puede un enfermo condenado podía tener”. Un médico joven de la Universidad Nacional me atendió, un parte de tranquilidad, cálmese, tranquilícese, usted no tiene activo dos virus detectados por el veterano cirujano Javeriano, sin embargo realizaremos una segundas pruebas para descartar, una muestra positiva de SIDA o Cáncer no son concluyentes, así que no se preocupe. El panorama era una tormenta de malestares perfecta en un cuerpo de papel mojado en sudor y nervios. Desde las doce del mediodía, eran tres días y medio, en este trasegar, noches sin dormir, la familia desbastada por que no sabían hacia donde iría esta hecatombe de información, el amor de familia rompía corazones y se pensaba lo peor, la influencia de las noticias, minuto a minuto sobre el coronavirus, la muerte haciendo presencia en el mundo, los medios internacionales, con toda la información en tiempo real, herramientas que recopilan datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), la Organización Mundial de la Salud, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCDC) y el sitio web chino DXY, que agrega datos de la Comisión Nacional de Salud de China y el CCDC. Los resultados ofrecen un panorama mundial de los casos de coronavirus en tiempo real. ¿Cómo comenzó el coronavirus? ¿Cómo se ha extendido por el mundo? Desde que el primer caso se reportó en 2019 a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Wuhan, China, el virus ha cobrado la vida de más de 2.200 personas y los casos confirmados superan los 75.740. El coronavirus se ha extendido a 29 lugares fuera de China.
El coronavirus, llamado COVID 19 por la OMS, es primo del también mortal virus del SARS. Mientras en sillas que tallan y maltratan el cuerpo, enfermos entraban y salían, sin aliento, porque la EPS no tenía convenio para ser atendidos, jóvenes con brazos fracturados, dedos cortados, pies latinados, accidentes laborales, yacían en las sillas como cuerpos inertes del cansancio, malas miradas, porque tosían, llego el cambio de turno, tipo ocho de la noche, hasta las doce se pudieron leer los resultados finales, faltaban unas radiografías, las tomadas en el centro de especialistas no se dejaban leer. Otro médico muy joven, “profe”, le decían médicos que le preguntaban por el análisis de exámenes de enfermos, luego de hablar, con todo funcionario, que pareciera tuviera en sus manos su vida, para que nos dieran un diagnóstico y si se me hospitalizaría como dijera el medico Javeriano, “el pavor de una hospitalización me hacía fuerte” en la toma de sangre final, después de cuatro intentos que taladraron mi alma, como los clavos pulsados en las muñecas, lograron extraerme lo que me quedaba de sangre, oxigenada. Mucho dolor tan tenaz. No tiene descripción… El medico era la ascensión de Dios en el consultorio, me repaso el historial, me reviso como si hubiera acabado de entrar a consulta, me indago, desde cero, que me pasaba, mi historial médico familiar, luego con una claridad propia de un sabio, me dijo, usted está pasando por un proceso gripal, son virus que están en la vida cotidiana de todas las personas, el cambio de clima y lo enumerado en este relato. Me volvió el alma al cuerpo, quería darle un apretón, como el que se le da, lleno de gracias a alguien que te acaba de salvar la vida. Ahí, estoy lleno de agradecimiento con esta profesión, los médicos, enfermeras, auxiliares, personal administrativo, aunque parece que nos torturan o que se pudieran en ocasiones, equivocar, “depende de donde se mire”, son unos seres extraordinarios, nos salvan la vida. Gracias siempre.
Al periodismo, imensas gracias por tanta información, aunque hay que tener cuidado. Los virus informativos tan bien nos pueden infectar.


Volver atrĂ¡s