Más de dos décadas caminando
05 de noviembre 2020

1.988 2.020
Más de dos décadas caminando el isomorfismo de la Comunicación Social en el periodismo

El Centro de Estudios en Comunicaciones para Iberoamérica tiene sus inicios hacia 1.988, desde la estructuración conceptual del proyecto Agenda Publica A.P. un observatorio urbano en la ciudad de Bogotá, entonces Distrito Especial; desde entonces buscamos desde la ciudadanías, las ciencias sociales, las humanísticas, responder, reflexionar, cuestionarnos respecto del que hacer social, cultural, político y económico, desde el cosmos de los espacios urbanos, los espacios públicos, las calles, los lugares históricos, tradicionales, las instituciones, el estado la nación, San Andrés, Providencia, colombianos en el exterior.
Acercándonos desde el pensamiento reflexivo, desde la observación directa, primer paso de la investigación científica a entender, identificar, leer, significar, saber y entender, desde saberes inter disciplinares e interinstitucionales, para interpretar, resignificar realidades enmarcadas, desde perspectivas sociales, desde la sociología, en la antropología, en la psicología social, como ciencias humanísticas, que podrían explicar los distintos fenómenos sociales, con una nueva mirada la de la comunicación social en el periodismo, como objetos de estudio, a los que nos abocábamos en este caminar, desde la ese marco Constitucional que imperara entonces, la Constitución de 1.886 que nos regia. Grandes olas sociales nos llevarían, a una escalada infinita de hechos sociales; por entonces en la facultad de comunicación se reflexionaba sobre el estado de sitio, los derechos ciudadanos, la guerra histórica de Colombia, la guerra civil, el 9 de abril, los líderes sociales, políticos asesinados, y organizaciones políticas llevadas casi al exterminio; hechos como la toma de la embajada de Republica Dominicana en el año1.980, la toma del palacio de justicia con fecha 6 noviembre de 1.985.
En los espacios académicos como la Universidad nacional de Colombia, la universidad Pedagógica de Bogotá, Los Libertadores, eran la agenda de análisis y estudio. En los encuentros con las comunidades locales, barriales, se leían otros asuntos prioritarios, como las calles pavimentadas, espacios públicos limpios de basuras, andenes pintados, escuelas, trabajo, eran los ejes.
Ya en el orden nacional, caminaba en los albores de la academia; en los pacillos de los campus, en las aulas, se hablaba de la Constituyente, era el nuevo paradigma. La séptima papeleta, fue el caballo de Troya contra una historia trágica, un nuevo contrato social. Desde los estudiantes, en las regiones, Villavicencio, con encuentros y charlas, en la facultad de ciencias de periodismo Comunicación Social en Libertadores; nos visitaban futuros alcaldes mayores, presidentes, ministros y actuales procuradores como Fernando Carrillo, la abogada Catalina Botero, Claudia López; quienes se erigieran como representantes de nosotros los estudiantes universitarios en la séptima papeleta. Allí en ese marco histórico, se darían mis primeras entrevistas como futuro profesional y creador del canal de televisión de Los Libertadores Línea U. hoy vigente. Entonces el torrente de las realidades sociales seguía su curso, la creación de la elección popular de alcaldes Mayor; el nacimientos de las veinte localidades administrativas de la ciudad, las Juntas Administradoras Locales JAL, con ellas los Fondos de Desarrollo Local, fines últimos ante quienes enfilábamos nuestros esfuerzos, en la formulación de proyectos enmarcados en propuestas, “soluciones” o intentos desde el periodismo la comunicación social como la entendemos, herramientas de tejido social, como ejercicio profesional; era llevar el periodismo clásico, la sala de redacción al territorio; elevar las noticias, el ejercicio periodístico, a propuestas desde la comunicación social, apoyados en herramientas como periódicos, ejercicios y esfuerzos radiales, televisivos, ejercicios que luego se estructurarían como proyectos de alto impacto social.
Conceptual mente desde las ciencias sociales, postular nuevas miradas del impacto político económico, cultural, sobre las problemáticas, fenómenos sociales, que aquejan a las comunidades, barriales, zonales, locales distritales, en un marco, histórico de las realidades regionales, que como realidad en lo local, es lo nacional, de las realidades del conflicto y de las realidades de desarrollo frente a un aplazado desarrollo rural, de formación técnica tecnológica y científica del campesino, como potenciador del capital finito que es la riqueza inmensa del campo, entiéndase como lo ambiental, la tierra, el agua, el aire, las especies, enmarcadas en los dos océanos, en la Orinoquia, la Amazonia, en que se armonizan como políticas públicas; a fin de dar de forma ordenada un gasto objetivo de los recursos públicos.
Este fue nuestro segundo paso, encaminar esfuerzos por escalonar la noticia, una nota periodística, un trabajo periodístico una investigación periodística, reconstituyeron en la base primaria de investigaciones para la formulación de proyectos; el periodismo
como herramienta de diagnóstico inicial; luego de la formulación de un problema, u objeto de estudio, y así, ascender en la formulación, estructuración conceptual de un proyecto, que tuviera cabida y discusión en los espacios sociales, en la Juntas de Acción Comunal, JAC, en las Casas del Pueblo que después transformamos en Casas de la Cultura; un ejemplo existente la Casa del Pueblo de Fontibón, hoy Casa de la Cultura. Discusiones y propuestas en las Juntas Administradoras Locales JAL, y de allí al escalonamiento con los asesores, los alcaldes y alcaldesas locales, hasta lograr un peldaño; determinar e incidir en la formulación de los Planes de Desarrollo Local, la llave de la inversión local estaban en este departamento, jurídico y económico local. Con la inclusión de los proyectos, previa mente, cogestionados, en procesos de capacitación, trabajados en los barrios, las zonas, la localidad, con las comunidades, lideres, mujeres, artistas, cultores, organizaciones sociales, docentes, entidades como la policía, entidades de salud - hospitales, todos los actores sociales; se procuraba se reflejaran es estos esfuerzos titánicos por edificar una senda un camino hacia la consolidada del empoderamiento de los derechos civiles, legales, económicos, culturales, históricos y políticos de los ciudadanos, ello era el resultado del nuevo marco Constitucional de 1.991. El resultado de la Séptima Papeleta, materializado en un trabajo, si se quiere académico, en la formación de ciudadanías, en su gran mayoría proveniente de las regiones, muchos oriundos y con profundas tradiciones campesinas de la Sabana de Bogotá; conocedores de la cultura Hyntiba, ancestros de la fundación de Fontibón, o Hontibon voz nativa, como se denominaba ancestral mente. Fontibón, fue el proyecto piloto del caminar por localidades como Engativá, Ciudad Bolívar, Usme, Tunjuelito, Chapinero, Teusaquillo, Usaquén; hoy ciudadanos locales, distritales, nacionales, desde las localidades de la Bogotá del Distrito Capital, en los territorios barriales, zonales, locales, distritales lo cogestionan.
Con más de treinta proyectos presentados, caminados, hablados, discutidos, transversalizados por las políticas públicas locales, distritales, desde la primera administración distrital del alcalde Jaime Castro quien postulara la estructuración el POT Plan de Ordenamiento Territorial en la ciudad, un modelo muy cercano a su formación en Francia; un nuevo elemento de trabajo que sin duda enriquecería el conocimiento acumulado, el atinaba a los objetivos que trazarian todos nuestros esfuerzo de trabajo, investigación, estructuración de los proyectos, con impacto en lo barrial, veredal, el campo en la ciudad, el verde del ambiente.
Es el año 1.998 caminábamos a una década de la Carta Magna de 1.991, todo nuestro interés estaba centrado en el territorio local; ya decíamos en términos muy generales, de la suma acumulada de proyectos que formulábamos, siempre buscado desde el periodismo y la comunicación social, darle un significado, un fin, no solo a la profesión, como ejercicio del cronista del día a día de la noticia, en especial, la de Ciencias de la Comunicación, Comunicador Social, ¿qué es eso?, ¿cómo se come?, ¡nos decían¡, en todos los espacios, aun en las organizaciones de periodismo, como el CPB, Circulo de Periodistas de Bogotá, buenos, profundos y acalorados debates, daban inicio; creo, de nunca acabar; esta es una profesión liberal decía y sostengo, ello nos congio, ganamos mal querencias, y éramos mirados como enemigos, era de esperarse, rompíamos el molde; Colombia es un país conservador, ello, la hace más inteligente e interesante a la luz de las ciencias sociales, es un reto de vida.
Esta década caminada desde 1.988 a 1.998, eran la síntesis de los últimos cien años de Colombia, reunidos en un solo momento histórico, el país de la guerra de los cien días, que se vive triste mente, y lamentable mente, por capítulos y que todos los medios periodísticos reseñan a diario, las tomas guerrilleras, las acciones de guerra del ejército, el enfrentamiento y la siembra del terror. Las mafias, sembraban el terror, histórico, el narcotráfico, como nuevos actores, con la entrada de este fenómeno; se atribuye que la primera financiación del narcotráfico permeo la elección del presidente Alfonso López, la resignificada hoy “Mafia Marimbera”. Ya cabalgaban los señores de la guerra, para completar la triada de los jinetes del apocalipsis nacional, se daban cuerpo legal y jurídico a las AUC Auto Defensas Unidas de Colombia, otra forma de grupo mafioso delincuencial, tan o peor a los narcotráficantes que en una jugada maestra, la clase política que venía en decreciente, empodero y fue absorbida por el país económico como una contra ofensiva de guerra contra la llamada izquierda en Colombia y hoy como caballo de batalla político del continente en lo que como fenómeno político se ha denominado el “Castro Chavismo”, nunca se había pensado que la política ideológica de Colombiana fuera parte de la agenda de Washington, el actual presidente de Estados Unidos, ha integrado a su agenda de reelección, el discurso de política en paralelo, el “Castro chavismo”, como fórmula para captar el voto de colombianos en el Estado de la Florida, un estado clave en esta elecciones y ha ido más allá, ha nombrado en dos ocasiones al ex alcalde Bogotá, senador Gustavo Petro, un fuerte aspirante a la carrera por la presidencia de Colombia en el 2.022 por la línea del Progresismo, presidencia de la Republica en disputa con la línea de estrena derecha del Uribismo, que busca entre sus toldas una segunda reelección presidencial, la del expresidente Álvaro Uribe; recordemos que en una consulta, el entonces presidente Uribe perdió la consulta ciudadana popular, para su posible reelección, prohibida y promovida por quien fuera su ministro de defensa Juan Manuel Santos, y quien consolidara otro proceso de paz; al cual el Centro Democrático partido del expresidente, en consulta popular ciudadana ganara con un No al proceso de paz; este proceso de paz, el promovido y apoyado a nivel mundial; premio Nobel de paz, el de Juan Manuel Santos, hoy es referente y modelo estudiado en Estados Unidos y en Oriente medio para un posible acuerdo de paz en Afganistán, lo impulsa la administración de Donald Trump.
La tormenta política perfecta, se profundiza con, unos índices de calidad de educación cada vez más con menos presupuesto, que afecta la calidad y el acceso de formación profesional, indispensable en el relevo generación a fin de un cambio estructural de la mirada de país; de la dirección de un país líder mundial en biodiversidad. En salud, trabajo y calidad de vida, se resume por los estudios a nivel mundial, en lo económico como el país más desigual en el reparto de la riqueza de una nación rica e inagotable en la calidad de sus gentes, multicultural, plurietnico, con grandes reservas para el mundo en minerales, oro, coltán, petróleo, cobre, fuentes hídricas, dos océanos, una posición geopolítica, como, cono de entrada al continente del sur de América, reserva alimentaria del mundo. Colombia es una potencia mundial en biodiversidad, esta ultima la salida final a todos los males de la nación.
Esta breve y resumida mirada, de la Colombia profunda, permea los documentos que proyectamos. Es en esta década que elevamos todos los documentos del acervo trabajado en treinta y tres proyectos, artículos, trabajos, entrevistas, fotografías, videos, documentados que nos condujo a integrarlos como una plataforma que bajo registro de derechos de autor se encuentra en el Ministerio del Interior y en el marco de los Acuerdos de Libre Comercio de Derechos de Autor, registrados como Agenda Pública A.P. ello postulando la formulación, estructuración y conceptualización del proyecto periodístico, en la Comunicación Social, de las ciencias de la comunicación, “Goles en paz”, Goles de paz, hoy resignificado como Goles en paz de paz. Este proyecto es uno de los pilares del trabajo acumulado en el estudio en las veinte localidades de la capital de Colombia; se gestionó en el marco de un trabajo académico en el marco de estudios en la Universidad de La Sabana, como ante proyecto, se reformulo, se estructuro en su totalidad un proyecto de alto impacto social, se conceptualizo en su totalidad como una estructura pedagógica, social, cívica de tejido intercultural de impacto a los jóvenes, sobre la base de los principios conceptuales de las ciencias de la comunicación social, el periodismo y soportados en herramientas como la prensa, la radio, la televisión a fin de proyectar contenidos multi nodales de impacto social, a nivel de la niñez, la adolescencia, la familia en los tejidos sociales, culturales, de expresión política de los jóvenes, de participación social, económica, desde una lectura como manifestación social, cultural sociológica, antropológica en el marco de una siquis del comportamiento humano, colectivo de las comunidades sociales; barriales, zonales, locales y que permiten identificar, lenguajes, modos formas, de vestir, símbolos signos, códigos, verbales, todos ellos, en resumen formas de comunicación social; las llamadas en Europa Tribus urbanas.

Este proyecto se presentó a la oficina de Derechos Humanos de la Alcaldía Mayor de Bogotá, a medios de comunicación, como Canal Capital, el entonces Inravisión, hoy RTVC, el naciente City Tv, Canal distrital comercial; a periodistas y se presentó a Misión Bogotá, entidad de la Alcaldía Mayor de Bogotá, a la Policía Metropolitana de Bogotá. El proyecto fue lanzado y presentado públicamente por la Alcaldía Mayor de Bogotá y City tv, sin autorización expresa del autor Fernando Ballesteros Valencia, ya que se encontraba en Estados Unidos.
En el año 2.000 es declarado publica mente, como política pública, orientándose recursos públicos anuales de más de mil ciento treinta millones de pesos, según fuente y documentos del Alcaldía Mayor de Bogotá D.C.
Ya caminando en la segunda década de este trabajo periodístico de comunicación social humanístico de investigación, entre el año 1.998 y el 2.008 se han presentado más de cuarenta proyectos de alto impacto social; se nos ha solicitado la creación de proyectos a nivel de juegos pedagógicos lúdicos urbanos para niños y jóvenes, cubrimientos periodísticos sobre las realidades políticas, sociales, culturales, ambientales; propuestas informativas sobre problemáticas sociales, realidades políticas, culturales, económicas, locales, distritales, con impacto a nivel y escala nacional e internacional, con problemáticas como el impacto global del desarrollo y la industria y su efecto en el ambiente, en el Estado dela Florida en Miami E.U., documentación.
Esta suma de trabajos, periodísticos de comunicación social; nos impulsó a crear una plataforma informativa que reuniera e hiciera acerbo resumido de un sin número de procesos periodísticos, en investigación en prensa, radio, televisión contenidos digitales, multimedia, con impacto disruptivos en las plataformas digitales, en redes sociales, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube, medios digitales.
Presentado los alcances del trabajo acumulado en doce años, fuimos invitados por la administración distrital de la Alcaldía Mayor de Bogotá a reformular la política pública de jóvenes 2.012 - 2.016 desde una perspectiva de la comunicación social y el periodismo; a estructurar programas de organizaciones civiles orientados a la no violencia, la participación social en los programas y componentes de la Secretaria de Gobierno Distrital.
En Canal Capital como periodista, presentador “Ciudad Abierta” se re-estructuro para la televisión distrital el programa “24 Horas por la paz” que reflejaba la suma de proyectos anteriores como Corresponsales de paz, Corresponsales locales de paz, Periodistas por la paz; era una extensión de “Goles en paz de paz” con un formato total mente innovador y articulador de las facultades de comunicación social, con contenidos locales, un formato de programa para televisión, radio, medios digitales que se había conceptuado para impulsar el proceso de paz de la administración del presidente, Juan Manuel Santos y que en la empresa privada en estudios y con la infra estructura total a disposición del proyecto, logro un techo de impactos de 480 mil accesos usuarios en enlace.
Entre el 2.014 y el año 2.020 se han impulsado, proyectos de impacto social a escala de sectores profesionales, se han proyectado alianzas, acuerdos y acercamientos con organizaciones de prensa nacional internacional en Europa y Estados Unidos, CIESPAL en Ecuador, en Colombia el CPB Circulo de periodistas de Bogotá, trabajos puntuales con universidades como La Sabana, La Sergio Arboleda, La Jorge Tadeo Lozano, La Gran Colombia, Los Libertadores como docente universitario.
Programas y proyectos institucionales, distritales y nacionales; en tal sentido se destacan “ Semana Bicentenario del Periodismo Colombiano” en el marco del Bicentenario dos cientos años de vida Republicana de Colombia presentado a la Vice presidencia de Republica de Colombia, “Semana Primavera Verde Bogotá 2.020 2.030” una expedición pedagógica; busca hacer y visibilizar el inventario ambiental de Bogotá localidad por localidad, en tal sentido hemos postulado como trabajo tres componentes, ejes de trabajo a documentar, el agua, para denotar las fuentes hídricas y las especies con la que pervive, la tierra, todo lo relacionado con el ambiente, el verde de las plantas, los árboles, los vegetales, las especies vivas en ella, el aire, la atmosfera y la calidad del aire que respiramos, en tal sentido ya reunimos más de treinta horas de grabación, y documentación, realizado en los últimos ocho meses.
Un inventario cualitativo, cuantitativo que exalte el campo en la ciudad, “el mal llamado medio ambiente” en la urbe, las veredas, las gentes, personas, mujeres del campo, el hacer y qué hacer del campesino de ciudad.
Todo en ello nos habla de la calidad de vida, de la sostenibilidad alimentaria, de valorar al campesino, la campesina, la vereda, el campo, el verde que nos dio y da de comer.
En el encierro, el retorno del verde ambiental, de las especies, al oxigeno que respiramos y del cuidado ambiental, es la reflexión, en medio de la pandemia mundial. El efecto invernadero, el cambio climático, el deshielo de los glaciares libera virus. La recuperación de la libertad en medio de la pandemia del confinamiento que nos resignifique la importancia de los espacios verdes, del campo en la ciudad, de la recuperación del planeta verde. En medio de esta experiencia del encierro causado por el Coronavirus / SARS / Covid 19 CoV-2, un enemigo que combatimos con el respeto a un ambiente sano, con calidad de vida para “Vivir todos sanos” saber para interpretar, entender y actuar en la realidad, sin miedos.
“Semana Primavera Verde Bogotá 2.020 2.030” se estructuro en 1.999 y se dio inicio su socialización con los cabildos indígenas de Bogotá, se presentó en un encuentro distrital, académico, de docentes, educandos, jóvenes líderes locales, representantes distritales de la administración pública en la Universidad La Gran Colombia el 14 de marzo del 2.020, una semana antes que se declara y se describiera el horror del daño de esta pandemia mundial. La enfermedad de la humanidad, nos arrastró al enclaustramiento, por el temor y el miedo que nos genera el bombardeo de malas noticias, el virus, se tomó el mundo, el Coranovirus.
Se decreta en Bogotá D.C. la parálisis total por el Coronavirus / SARS / Covid 19 CoV-2.




La invitación, es, a invertir la expresión, “desarrollo sostenible” por ambiente sostenible mente humano, en convivencia con las especies.


Por: Fernando Ballesteros Valencia
Periodista Comunicador Social
Director Centro de investigaciones en Comunicaciones para Iberoamérica
Factor Colombia


Puede acceder a parte de los documentos, aquí descritos, en la plataforma informativa Clustertv.net
Clúster Media Comunicaciones Agenda Publica A.P.
Si desea otros documentos expuestos y soportados en este artículo. Solicítelo por favor a los correos prensa@clustertv.net agendapublicacol@yahoo.es www.clustertv.net
Suscripciones y aportes sociales.
Les invitamos

Volver atrás